Ala Colorada Ancellotta

By  |  0 Comments

En busca de varietales o vinos que salen de lo común me he encontrado con este vino que realmente sorprende, he tenido la oportunidad de disfrutarlo en diferentes ocasiones.

Primero vamos a hablar de este varietal proveniente de Italia, y que en Argentina, si bien no se ha popularizado tanto; según el censo del INV cuenta con 727 hectáreas cultivadas, apenas 100 menos que el cabernet franc. Esta uva es utilizada en la Emilia Romana en la provincia de Módena: para la elaboración de de algunos Lambruscos; y en menor meidia en la Toscana. Fuera de Italia la encontramos en Suiza. En el nuevo mundo, como ha pasado con otras variedades, ha ganado mayor prestigio que en su tierra natal.

La uva de una maduración temprana, nos brinda vinos elegantes con una alta concentración de color, con aromas a frutos rojos y especies con un paladar carnoso, taninos amables y de finales largos. En Mendoza se concentra su mayor cutivo, poco en San Juan y en los Valles Calchaquíes se están realizando algunas pequeñas elaboraciones.

Dada esta pequeña introducción, volvemos sobre el vino específico. Las Perdices Ala colorada Ancelotta 2013. Elaborado 100% con uvas ancelotta provenientes de Agrelo, Luján de Cuyo. Con una producción de apenas 8.000 botellas, tiene una crianza de 15 meses el 50% en barricas de Roble Francés y el 50% en barricas de Roble Americano.

Como decíamos anteriormente nos encontramos con un vino concentrado, de color rojo intenso con matices azulados, con aromas a frutos rojos, higos frescos, mermelada de ciruelas. Aparecen algunas notas de pimienta, tabaco y algo de chocolate. En boca con una gran ataque, muy estructurado, envolvente, con buena acidez; de taninos aterciopelados. Con un final largo, con retrogusto a frutas y especiado.

Es un gran vino para acompañar pastas rellenas con salsas pesadas, como pueden ser unos canelones de carne con bolognesa. O para días invernales, acompañarlos con Strogonoff de cordero.

You must be logged in to post a comment Login