Experiencia Bus Vitivinícola

By  |  0 Comments

Decididos a probar un poco de experiencia turística y a mirar  Mendoza con ojos forasteros, optamos por el camino del vino “Lujan Sur”, aunque también están las opciones “El Río” y “El Sol”.

Con el objetivo de acercar a mendocinos y turistas al mundo del vino, el recorrido expone las principales rutas gastronómicas y vitivinícolas.

Con capacidad para 28 personas, es de modalidad “Hop on & hop off”, es decir que uno puede bajarse a las bodegas que quiera, siempre que el número coincida con el paquete contratado: se pueden visitar 2 o 4 bodegas, dependiendo si la salida es de medio día o día completo.

Advertidos por el pronóstico de viento zonda, partimos este viernes por la ruta 40 junto a porteños, colombianos y brasileños hacia las tierras de Luján de Cuyo, donde terminaríamos visitando Chandon, Tapiz y Otaviano.

“Sinónimo de combinación entre tradición y modernidad”, es una de las frases que Chandon utiliza para auto-describirse, y es muy acertada. Con un diseño de interiores minimalista donde reina el blanco y la luminosidad, contrastan sillones fucsia y botellas de espumantes en tonos pastel.

11944605_10205159192921418_313194049_n

El brillo comercial y pop se entrelaza con la antigua tradición de elaboración de vinos espumantes de alta gama: se pueden encontrar las líneas Chandon y Barón B.

La visita cuenta con un breve video sobre Moët & Chandon, donde se aprecian los orígenes del espumante, pasando por Don Perignon y explicando el origen de la bodega de capitales franceses.

Tras un recorrido para adentrarse en la elaboración, se pueden degustar vinos de las dos líneas.

De allí salimos rumbo a Bodega Tapiz, de espaldas al imponente Cordón del Plata, que nos recibió con una vista peculiar: una decena de llamas disfrutando del sol de Mendoza.

11949689_10205159191441381_2116117234_n

Distinguidos por su noble respeto hacia el medio ambiente, combinan tecnología con cosecha manual. El riego es por goteo y reutilizan el mosto para crear abono natural.

Probamos la línea joven (Zolo) y la línea tradicional (Tapiz), recorrimos la bodega y tomamos vino de los tanques en sus diferentes etapas.

La arquitectura de piedras naturales, que concede frío y humedad a las barricas de roble, es otra prueba de la tendencia ecológica digna de admirar que implementa Tapiz.

Lejos del glamour francés, y con el zonda pisándonos los talones, nos sentimos más en casa que nunca, y hasta nos dimos el lujo de explicar algunas cuestiones de la vendimia a nuestros compañeros de recorrido.

Llegada la hora del almuerzo, optamos por Otaviano, pequeña bodega de capitales brasileños, donde nos recibió Gisel Tascheret, una de las encargadas.

11948015_10205159187161274_1815499636_n

Por desgracia no pudimos visitar los viñedos, ya que las ráfagas de viento caliente ya azotaban la zona, pero hicimos el recorrido interno y disfrutamos de la gastronomía del restaurant.

Otaviano se distingue por su pequeña pero excelente producción, la cosecha es manual y fruto del trabajo del hombre es que nace Penedo Robles, un vino complejo y exclusivo, con el que acompañamos un elegante plato de sorrentinos.

Así fue nuestro paso por Luján de Cuyo, al pie de la cordillera, rodeados de viñedos y expuestos a la calidez del sol.

En cada parada del recorrido nos abrieron las puertas a mundo nuevo, donde encontramos elegancia, ecología y maridajes exquisitos. Fuimos recibidos por amantes el vino que no dudan en enseñar sus secretos.

El Bus

Cuenta con los recorridos “Lujan Sur”, “El Río” y “El Sol”.

Las visitas a bodegas, así como el almuerzo (si se contrata el día completo) se abonan aparte.

Se puede contratar desde la web y ofrece diferentes paradas en el microcentro mendocino.

 

You must be logged in to post a comment Login