Moor – Barrio: “Sueños, medallas y la perfecta representación de la palabra pasión”

By  |  0 Comments

Una bodeguita repleta de sueños, medallas de oro y la perfecta representación de la palabra pasión, simbolizan sin duda alguna el ejemplo indiscutible del vino de autor que se hace en ese lugar.
Cristian Moor y Teresita Barrio son los responsables de su propio proyecto vitivinícola que un principio iba a ser nombrado con algo denominado a la unión pero que terminó siendo llamado Moor – Barrio Wines y en donde se crea “Initium” un malbec con uvas de La Consulta, que ellos mismos cosechan cada año.
Decidimos hacerle una entrevista a estos dos jóvenes enólogos y fuimos en busca de uno de ellos para coordinar la misma y en esa charla Cristian nos dijo: Nadie vende nuestro vino si no conoce nuestra bodeguita… fue casi como un mandamiento que como comunicadores entendimos que tampoco podríamos escribir de él sin conocerla. Lo curioso fue que después de conocerla entendimos el porqué de esa exigencia lo cual intentaré explicar en la nota..
Sábado por la tarde, el típico sol de otoño caía sobre el predio situado en Guaymallén y estos pequeños pero gigantes empresarios nos recibieron uniformados con sus camperas de Moor – Barrio Wines, una mesa con cuatro copas y una amabilidad excepcional.
Ya desde el comienzo uno se siente como en casa. Y cuando comienzan a contarnos de su proyecto, de cómo lo forjaron, de cómo le ponen el hombro a cada cosecha, uno se va metiendo en una especie de guión de teatro, de esos tan atrapantes que no te dejan ni moverte de la silla.

Despalilladora y prensa
Entre charlas y vinos Cristian y Tere nos cuentan que la decisión de hacer vino fue en el 2010, que Initium está creado 100% en su pequeña bodega y que sale a la calle después de un año de barrica y un año de botella. Que para hacer vino de la forma que ellos la hacen hay que estar muy loco y apasionado por el vino, ya que la producción, el trabajo, los costos y todo lo que conlleva a ese producto es siempre muy sacrificado.
En su bodega tienen dos tanques de acero inoxidable, barricas, una sección de almacenamiento, una pequeña prensa y una pequeña y simpática despalilladora que compraron nueva pero que reformaron en algunos detalles para que el metal no golpeara tanto las uvas y fueran tratadas con más amor y cuidado. Si a uno cuando le explican esto no se asombra y no nota la pasión en la manera en que lo cuentan realmente es de otro planeta.

La charla sigue mientras “Initium” se oxigena en un decánter y llegan las revistas y las medallas. Su vino fue mencionado en la guía Peñin 2013/2014 entre los mejores vinos de Argentina, Chile, España y México. Obtuvo medalla de oro en la Mujer Elige 2012, en la Vinandino 2012 y 2013 y 2 oros más en la Vinus 2012. Fue reconocido por APEA en 2012 y tuvo una nota en la Marster Wine.
Con todo esto me animo a decirles que es un vino de oro, y bajo la humildad que los caracteriza a ambos se ríen y dicen no, es solo un complemento… y ahí comienza un bombardeo de preguntas que creo que algunas se deben plasmarse en esta nota.

Initium2
¿Cómo eligieron el tipo de vino que iban a hacer?
C- Un día me regalaron un vino de Valle de Uco y lo tenía guardado. Para un asado lo abrí y de olerlo se te hacía agua la boca y después de probarlo le dije a Tere: Así es el estilo de vino que tenemos que hacer
¿Pensaron desde un primer momento que iban a hacer vino para venderlo?
T- No, sin duda alguna. Hicimos el vino y después nos dimos cuenta que teníamos que venderlo.
¿Cuántas cosechas llevan como enólogos para poder lograr este vino?
T – Yo de recibida llevaba una y media y saqué mi primer Initium
C – Yo llevaba más en otras bodegas pero de recibido igual… Era enólogo del Liceo Agrícola pero nos recibimos juntos en la licenciatura.
¿Cómo transmiten esta enorme pasión a la gente?
C – Yo le pido a las vinotecas que cuando alguien compre mi vino, le pidan el mail así puedo escribirles y preguntarles que les pareció, y contarles un poco como hacemos esto, como es nuestra bodeguita…
¿Hasta dónde piensan llegar con esto? ¿Buscan obtener más premios?
T – Esto para nosotros es un placer, y en lo personal me encantaría poder llegar tener una bodega grande y hacer vino para todo el mundo, poder comprar otros varietales. Como esto es muy pequeño nuestros costos son grandísimos y el vino no podemos venderlo a menos de $180
C – Mis mil medallas son las satisfacciones de las personas. Para mí no hay nada más importante que una persona me llame y me cuente que su mujer está embarazada y que para festejar va a abrir un Initium..eso me puede…
¿Qué es el vino de autor? ¿Qué conlleva hacerlo?
C- El vino de autor es como tu hijo, es un cuidado permanente. Es estar encima todo el tiempo, desde el viñedo hasta el cliente.
T – Son horas de dedicación. Nosotros acá hemos estado hasta las 4 de la mañana prácticamente durmiéndonos, para poder controlar los procesos.
¿Ganar una medalla que les produce?
C- Ganar una medalla es algo muy lindo, pero te obliga a no bajar nunca la calidad. También el tema está en que la gente no entiende que si un año ganás oro y al otro plata no es que bajaste la calidad o tu vino es peor, sino que pueden haber llegado vinos al mercado que el jurado considere mejores. Es todo un tema.
Y así después de una exquisita jornada aprendiendo y conociendo la forma en que Cristian y Teresita hacen su vino de autor, terminamos la entrevista y nos fuimos del predio ya casi con la noche sobre nosotros y vimos como el texto escrito en la etiqueta representaba todo lo que ellos eran como personas, como pareja y como enólogos…
“Initium, amor cómplice de un vino celestino que sale de la cava en un pícaro destino. Una truqueada, un beso, una guiñeada, que al son del descorche anuncia la llegada de historias y amores en amistosa juntada”
Con esta gran frase terminamos esta primera entrevista y los dejamos con las palabras de los protagonistas y el video institucional de Moor – Barrio. Espero que lo hayan disfrutado!

@FacuZelaya

You must be logged in to post a comment Login